Bélgica, sus chocolates y pralinés

Bélgica, sus chocolates y pralinés

Durante nuestra estadía en Bruselas nos sorprendimos gratamente con el chocolate que se produce en este país, no nos imaginamos que era tan exquisito y que había tanta variedad de sabores, colores, diseños, etc., todo esto combinado con una alta calidad de nivel mundial. Habíamos leído que Bélgica producía una gran cantidad de chocolate anualmente, siendo uno de los mayores productores de este valorado alimento, por nuestra parte hemos recorrido muchos países que se caracterizan por el cacao y la producción de chocolate, sin perder oportunidad de probarlos, después de eso podemos decir con total propiedad que el chocolate belga es uno de los mejores del mundo e incluso nos atrevemos a decir que es el mejor que hemos probado, así que no nos queda otra que decirte que en Bélgica está el mejor chocolate que uno pueda probar en la vida.

En la medida que íbamos recorriendo Bruselas encontrábamos distintos sabores de chocolates con diseños hermosos, colores tremendamente llamativos, todos exhibidos como verdaderas obras de arte, realmente fue una experiencia chocolatera de primer nivel y por otra parte también están los pralinés donde se elaboran al menos 500 distintos tipos de rellenos, desde frutos secos, de manteca de cacao, de cebolla, de tequila, hasta de aceitunas negras y tantos sabores que uno no puede llegar ni a imaginarse.

Nos encantamos con los chocolates en Bélgica, así que aprovechamos de contarte algunas cosas que fuimos descubriendo sobre su historia, las mejores chocolaterías, los museos del chocolate y las 10 propiedades que le confieren el nivel mundial que hoy en día tiene el chocolate belga.

Un poco de historia sobre el Chocolate en Bélgica

Sorprendidos de haber encontrado este tesoro, cada vez nos fuimos interesando más en la producción chocolatera y nos enteramos que quien lo hace famoso en Bélgica fue Jean Neuhaus con su famosa “confitería farmacéutica”, la cual se trataba en un principio de una botica donde vendían jarabes y varios medicamentos, y surge la idea de darles un baño de chocolate para hacer el sabor más agradable e incentivar su venta, es así que esta ingeniosa idea comienza a hacerse famosa y crece una alta demanda por el chocolate, finalmente el chocolate se convierte en el producto principal de la botica y pasa a ser una confitería de chocolates. Actualmente ubicada en las prestigiosas Galerías St. Hubert de Bruselas, funcionando ahí mismo desde 1857.

Luego en 1912, su nieto crearía el primer bombón relleno, bautizado como el praliné, conocido actualmente en el mundo entero. Pocos años más tarde su mujer diseñaría la “ballotin”, que son las cajitas de bombones que sustituirían a los cucuruchos de papel utilizados hasta entonces, de esta forma la presentación de los chocolates y los pralinés en cajas finamente decoradas adquiere una importante elegancia y se transforma en un regalo muy codiciado. Durante la exposición Universal de Bruselas de 1958 la familia Neuhaus presentará sus célebres pralinés Caprice y Tentation haciendo definitivamente famosos a los pralinés.

Hoy en día Neuhaus es mundialmente reconocida, posee muchas tiendas en todos los continentes y además es una de las marcas proveedoras de la casa real belga.

Bélgica sus chocolates y pralinés

Bélgica sus chocolates y pralinés

Ubicación:

Nehaus, Galerie de la Reine, Galeries Royales Saint Humbert (al lado de Grand Place)

Cómo llegar:

En Metro Gare Centrale, Bourse o Brouckére

En Bruselas se encuentran más de 500 chocolateros que han hecho de este oficio una pasión, dedicando sus vidas a la elaboración de esta delicia. Según algunos indices, se indica que un belga consume un promedio de 7 kilos de chocolate al año y cómo no ser así, si se han dedicado a hacer el mejor chocolate del mundo.

Bélgica y sus chocolates

Bélgica y sus chocolates

Bélgica y sus chocolates

Bélgica y sus chocolates

El chocolate en Bélgica cumple con 10 propiedades que lo distinguen y lo hacen único mundialmente, de ahí su calidad y posición en los mercados.

Las 10 propiedades de calidad 

1.- Alto contenido en cacao, muy por sobre productos extranjeros

2.- Tiene una fina estructura, esto se refiere a que se muele tan fino que alcanza una estructura de 15 a 18 micras

3.- La selección de granos de cacao es de alta calidad

4.- Se utiliza manteca de cacao pura, 100% manteca de cacao

5.- El sector del chocolate es muy amplio, desde grandes empresas como Callebaut y Belcolade, empresas medianas como Godiva y Leonidas y muchas artesanales que difunden la fama del chocolate belga

6.- Creatividad, siempre innovan en sus sabores, combinaciones y diseños

7.- El chocolate belga se exporta a todo el mundo por su alta calidad

8.- La fábrica de chocolate más grande del mundo está en Weize, Bélgica, de Barry Callebaut la cual produce alrededor de 270 mil toneladas de granos de chocolate al año, haciéndola el mayor proveedor de chocolates del mundo. En Weize también está la Academia de Chocolate de Callebaut número uno de los 17 que existen el todo el mundo

9.- Desde el 2007 existe un “Código de chocolate belga” el cual certifica que procede realmente de Bélgica

10.- Y finalmente consumir un chocolate belga es una experiencia integral, donde no solo se compra sino que la experiencia va desde conocer los museos, las rutas del chocolate, las degustaciones en las chocolaterías, muchas de las cuales son atendidas por sus propios dueños apasionados por su oficio.

Bélgica y sus chocolates

Bélgica y sus chocolates

Bélgica y sus chocolates

Bélgica y sus chocolates

Bélgica y sus chocolates

Bélgica y sus chocolates

Algunos museos del chocolate que puedes visitar

También se puede ir a las degustaciones, pero es necesario reservar hora con anterioridad ya que incluyen demostraciones de su elaboración y en algunos casos recorridos por las fabricas.

Algunas de las mejores chocolaterías belgas

Côte d`Or: es una de las mejores marcas de chocolate belga desde 1883.

Belvas: se caracteriza por sus famosas trufas y bombones ecológicos, de comercio justo 100%.

Bruyere: los chocolates artesanales rellenos son lo máximo.

Corné Port Royal: las tiendas son hermosas con un estilo Art Noveau, tienen muchos bombones tipo manon, orangetas o trufas.

Daskalidès: funciona desde 1931 su fabrica de chocolates, el embalaje es moderno y muy lindo.

Leónidas: es una de las chocolaterías que tiene más tiendas en el mundo, 1.250 tiendas en 50 países.

Mary: lleva haciendo los bombones de Bélgica más selectos desde 1919. También son famosas su lenguas de gato y sus pralinés.

Neuhaus: famosa por ser la que dio inicio al chocolate en Bélgica y famosa por sus más de 60 formas, rellenos y alta calidad.

Zaabär:  se han especializado en mezclar el mejor chocolate belga con todas las hierbas que te puedas imaginar.

Godiva: es una de las chocolaterías más famosas, y se encuentra en las capitales más importantes del mundo, incluso en uno de nuestros viajes encontramos un Godiva en Hong Honk en uno de los centros comerciales más top de la ciudad.

Van Hecke: ubicada en Gante se caracteriza por su excelente elaboración de chocolates.

Entre algunas de las tiendas distribuidoras se encuentran  WittamerGerbaudPasion ChocolateMarcolini y Concept

Realmente se vive una gran experiencia del chocolate en Bélgica, en Bruselas no dejes de visitar las clásicas chocolaterías como la de Neuhaus o las más conocidas por todo el mundo como Godiva y Leonidas, constituyen templos del cacao donde podrás encontrar una diversidad tan grande de bombones, dulces, pralinés, tabletas, mousses, pasteles e incluso una gran variedad de macarons.

Tags from the story
,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *