La Ciudad Prohibida, China Imperial

La Ciudad Prohibida, China Imperial

Otra de las grandes exhibiciones que ha presentado el Centro Cultural Palacio La Moneda  fue “La Ciudad Prohibida, China Imperial”, la cual constituye una de las exposiciones de arte de la antigua China más grande que se haya presentado en Sudamérica. Directo del Palace Museum de Beijing, más de 270 objetos fueron exhibidos, correspondientes a antiguas reliquias culturales de la familia real de las dinastías Qing y Ming, poniendo énfasis en las colecciones del emperador Qianlong, por tratarse de un imperio con un gran esplendor cultural y poseedor de grandes riquezas del palacio imperial.

Esta colección comenzó a organizarse a partir del año 2013, para ser exhibida el 2016, desde sus inicios se buscó mostrar el arte clásico que representaba la vida imperial durante la dinastía Qing. Se seleccionaron piezas que pertenecieron a la familia imperial que habitó dentro de la Ciudad Prohibida, desde mediados del siglo XVII hasta inicios del siglo XX, entre las que se encuentran retratos del emperador y la emperatriz, pinturas en seda, textiles bordados, trajes ceremoniales, joyas, el majestuoso trono del emperador Qianlong, entre muchos otros objetos maravillosos.

Una exhibición muy completa y visualmente hermosa, quedé fascinada con la cultura china, espero ir algún día. Comparto algunas de las fotografías que tomé y una breve de historia del Imperio Chino.

La Ciudad Prohibida, China Imperial. Galería de fotos

Origen del Imperio Chino

Por siglos China estuvo dividida en pequeños reinos independientes, pero durante el período de los Reinos Combatientes, en donde los distintos reinos se enfrentaron, Qin Shi Huang (260-210 a.C. / siglo III a.C.) logró vencer y someter a sus enemigos, unificando a China en el 221 a.C.

Luego de esta victoria, Qin Shi Huang fundó una nueva dinastía asignándose el título de Shi Huángdi o “primer emperador”. A partir de ese momento, todos los monarcas chinos posteriores utilizaron este título. Con este nuevo emperador surge por primera vez en la historia un estado chino fuerte, centrado y unificado.

La etapa inaugurada por Qin Shi Huang se extenderá como un largo periodo conocido como el Imperio Chino, donde 9 dinastías continuarían al poder. Dicha etapa finalizaría con la dinastía Qing, en 1912.

Quin Shi Huang, unificó China, introdujo una serie de importantes reformas, estableció un idioma común, y llevó a cabo gigantescos proyectos de construcción, tales como la versión precursora de la Gran Muralla China. A pesar de unificar el territorio, fue en base a políticas brutales, quemó libros y persiguió a pensadores. Incansablemente buscó el secreto de la inmortalidad, la cual no la encontró y una vez muerto se sucedieron una serie de revueltas, al cabo de cuatro años su hijo fue asesinado, el palacio imperial y los archivos estatales fueron quemados y su dinastía acabada.

La Ciudad Prohibida

El nombre de “Ciudad Prohibida”, es una traducción del nombre en chino Zijin Cheng. La sílaba Zi significa “púrpura” y está relacionada con “constelación Ziwei”, símbolo de la figura del emperador, ya que en la astrología china esta constelación es la central y principal. También antiguamente se pensaba que el emperador, hijo del cielo en la tierra, debía vivir en un palacio ubicado en el Cielo, el Palacio Ziwei. Por otro lado, la sílaba Jin significa “prohibido”, lo que hace referencia a que solo el emperador podía decidir quien entraba o salía de su palacio. Y finalmente la sílaba Cheng significa “ciudad”. De ahí el significado literal de Zijin Cheng “Ciudad Púrpura Prohibida”.

La Ciudad Prohibida está ubicada en Beijing o Pekín, fue construida baja el gobierno del emperador Yongle (1360-1424 / siglo XIV al XV) de la dinastía Ming. El emperador Yongle destruyó todos los palacios y construcciones de origen mongol, sin embargo hizo construir múltiples monumentos y palacios.

Finalmente, fueron los emperadores de la dinastía Qing (1644-1912 / siglo XVII al XX) quienes hicieron de la Ciudad Prohibida un verdadero palacio real, posteriormente fue reconstruida y ampliada en la época dorada de los emperadores Kangxi y Qianlong.

Los tres salones principales de la “Ciudad Prohibida” procuraban simbolizar el deseo de paz y armonía. El Salón de la Armonía Suprema, en tanto, simbolizaba la grandeza del “Cielo” y era el lugar donde el emperador trataba los asuntos importantes. También se pueden identificar los salones de la Eminencia Militar y de la Gloria Literaria, lugares donde el emperador mostraba sus posesiones en cuanto a literatura y armamento.

También es posible identificar el Palacio de la Pureza Celestial, que simboliza el cielo; el Salón de la Unión, que simbolizaba el nexo entre el cielo y la tierra; y el Palacio de la Tranquilidad Terrenal, que simbolizaba la Tierra. De igual forma podemos encontrar la Puerta del Sol Resplandeciente y la Luz de Luna, el Salón de la Felicidad Universal, El Salón de la Paz y Longevidad y el Pabellón de la Profundidad Literaria. Estos salones hacían referencia a aquellos valores culturales de la sociedad imperial.

El Dragón Chino

El dragón chino es un animal mitológico que en la época imperial representó el poder político. Se cuenta que Qin Shi Huang (260-210 / Siglo III a.C.), ascendió a los cielos en forma de dragón. Según esto los chinos se autodenominan como “descendientes del dragón”.

Muchas dinastías utilizaron al dragón amarillo o dorado, con cinco garras en cada pie, como un símbolo directo del emperador, siendo el trono imperial denominado como “Trono Dragón” y utilizado, además como bandera nacional durante la dinastía Qing. Es por esto que se consideraba una gran ofensa que los plebeyos utilizaran esta figura en sus ropas.

El dragón chino es descrito incorporando partes de nueve animales: tiene dos ojos de langosta, cuernos de ciervo, morro de buey, nariz de perro, bigotes de bagre, melena de león, cola de serpiente, escamas de pez y garras de águila.

El dragón también es asociado con el tiempo y el agua, como propiciador de lluvia, y se dice que puede ser tan pequeño como un gusano de seda o tan grande como un universo completo. Finalmente los dragones chinos, a diferencia de los occidentales, suelen ser beneficiosos puesto que ayudan a los hombres y no representan a enemigos que deban ser vencidos.

Centro Cultural Palacio La Moneda, Plaza de la Ciudadanía 26, Santiago, Chile

Metro La Moneda

Lunes a domingo de 9:00 a 19:30 horas

Entrada general $3.000

Estudiantes, convenios y tercera edad $1.500

Extranjeros $5.000 / Estudiantes extranjeros $2.500

EL INGRESO ANTES DE LAS 12:00 PM ES GRATIS

 

Catálogo de la exposición  ver aquí  

La exposición se realizó desde el 3 de septiembre al 27 de noviembre de 2016

Otras exposiciones que se han realizado en el Centro Cultural la Moneda:

Ballenas, voces del mar de Chile

Andy Warhol, ícono del arte pop

El mito de Roma, Colección Museos Vaticanos

Vida en el Nilo, Antiguo Egipto

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *