Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Roma resulta ser un destino encantador, donde el paso del tiempo la ha transformado en una ciudad fascinante. La llamada “Ciudad Eterna” tiene presente en cada plaza, calle, iglesia, etc.,  el testimonio de un pasado glorioso.

Hay tanto que ver y recorrer en Roma que el tiempo nunca va a ser suficiente, no por nada es la ciudad con mayor cantidad de bienes históricos de todo el mundo, realmente es un museo al aire libre, donde te vas a encontrar a cada paso con la historia y cultura romana.

Nosotros estuvimos 6 días en Roma, una cantidad de tiempo limitado, pero al menos nos alcanzó para conocer los imperdibles de la ciudad y un poco más. Aquí te contamos cuáles son las visitas imprescindibles que debes hacer en Roma.

Los Top 10 en Roma

1.- Plaza de San Pedro

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Es una de las plazas más conocidas y grandes del mundo, se encuentra a los pies de la Basílica de San Pedro en el Vaticano. Fue diseñada y construida por Gian Lorenzo Bernini, entre 1656 y 1667 con el apoyo de Alejando VII.

Esta plaza es impresionante por su majestuosidad, sus dimensiones son de 320 metros de longitud y 240 metros de ancho y puede llegar a albergar a más de 300.000 personas.

Se ve imponente la famosa Columnata de Bernini, un conjunto de 284 columnas de 16 metros de alto cada una y 88 pilastras dispuestas en cuatro hileras que rodean la parte central. Sobre la balaustrada que une las columnas hay 140 estatuas de santos que miden 3.20 metros cada una. En medio de la plaza se erigió un monumental obelisco que mide 25 metros de alto, traído desde Egipto, el que estaba en el centro de un circo romano. Los dos pasajes de columnas se abren a cada lado, lo cual simboliza el abrazo de acogida de la iglesia al visitante. Hay un punto en la plaza que se llama el Centro del Colonato, que si te sitúas sobre ese punto, consigues ver solo la primera fila de las columnas y las demás filas perfectamente alineadas detrás de la primera parecieran no existir.

Ubicación:

Piazza San Pietro Ciudad del Vaticano

Cómo Llegar:

Metro Ottaviano, línea A (roja)

2.- Basílica de San Pedro

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

La Basílica de San Pedro es sin duda el edificio religioso más sobresaliente del catolicismo, donde el papa celebra las liturgias más importantes.

En el sitio actual de la basílica ya desde el siglo IV que existían iglesias, sin embargo la construcción del actual edificio comenzó el 18 de abril de 1506, por orden del papa Julio II, finalizando el 18 de noviembre de 1626. En su construcción participaron destacados arquitectos y artistas como Bramante, Miguel Ángel y posteriormente Carlo Maderno quien tuvo a su cargo la realización de nuevas modificaciones y la construcción de la fachada.

La Basílica fue construida sobre la base de una erigida por órdenes de Constantino en el año 324, la cual tenía 5 naves y un crucero, la idea era proteger el “Trofeo di Gaio”, la tumba del Apóstol Pedro.

El nombre de la basílica se debe al primer papa de la historia, San Pedro, quien fue uno de los doce apósteles de Jesús, primer obispo de Antioquía, primer obispo de Roma y el primero de los pontífices. Cuyo cuerpo está enterrado en la basílica justo debajo del altar mayor. La mayoría de los papas están enterrados aquí, desde la época paleocristiana.

Esta basílica es la que cuenta con el mayor espacio interior que cualquier iglesia cristiana en el mundo pueda tener. Mide 193 metros de longitud, 44,5 metros de altura y abarca una superficie de 2,3 hectáreas. Su cúpula alcanza una altura de 136 metros, lo cual le confiere que su figura domine el horizonte de Roma. Cuenta con una capacidad para 20.000 personas.

Es una maravilla la Basílica de San Pedro, no hay palabras que puedan describir lo hermosa que es, cuya opulenta decoración deleita a los visitantes. Por otra parte encontrar en su interior “La Piedad” de Miguel Ángel, no tiene precio estar ante esta gran obra de arte, y estar al frente de la tumba de San Pedro apóstol, realmente es impresionante.

Es una visita que uno no se puede perder en Roma, por nuestra parte solo te podemos contar que es una experiencia espectacular, seas católico o no, de todas formas te va a impresionar.

Ubicación:

Piazza San Pedro, 00120, Ciudad del Vaticano.

Cómo llegar:

Metro Ottaviano, línea A (roja).

Horarios:

Desde octubre a marzo de 07:00 a 18:30 hrs.

Desde abril a septiembre de 07:00 a 19:00 hrs.

La cúpula abre una hora después y cierra una hora antes.

Precios:

Es gratis la entrada a la basílica. Si te quieres ahorrar la cola puedes pasar con la tarjeta Omnia Roma.

Subida a la cúpula: ascensor hasta la terraza y 320 escalones a pie, 8€; subida a pie, 55 escalones, 6€.

3.- Coliseo Romano

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

El Coliseo fue el anfiteatro de la época del Imperio Romano, construido en el siglo I d.c., ubicado en el centro de la ciudad de Roma. Originalmente se le denominaba Anfiteatro Flavio, en honor a la dinastía flaviana de emperadores, posteriormente pasó a llamarse Colosseum por una gran estatua que había cerca de la entrada, el Coloso de Nerón.

Tiene más de 2000 años de antigüedad, se comenzó a construir en el 72 d.c., bajo el mandato del emperador Vespesiano y se terminó en el 80 d.c. con el emperador Tito, dicen que su inauguración duró 100 días.

Cuenta con una capacidad para albergar entre 50.000 a 60.000 espectadores, con unas dimensiones de 188 metros de longitud, 156 metros de anchura y 57 metros de altura.

El Coliseo se usó durante 500 años y se celebraron los últimos juegos de la historia en el siglo VI. Posterior a ello, sufrió saqueos, terremotos y las inclemencias de los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial.

El Coliseo es un ícono de Roma y se considera uno de los monumentos más famosos de la antigüedad clásica, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Unesco y una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno en el 2007.

En definitiva el Coliseo es el principal símbolo de Roma y se transforma en una visita imprescindible, más de 6 millones de turistas lo visitan al año. Totalmente recomendable visitarlo.

Ubicación:

Piazza del Colosseo, 00184 Roma.

Cómo llegar:

Mero Colosseo, línea B.

Horarios:

Todos los días desde las 08:30 hasta una hora antes de la puesta del sol.

Cerrado el 25 de diciembre y el 1 de enero.

Precios:

Entrada combinada para el Coliseo, el Foro y el Palatino:

Adultos 12€. Menores de 17 y mayores de 65 años pertenecientes a la Unión Europea no pagan.

4.- Fontana de Trevi

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

La Fontana de Trevi podría decirse que es la fuente más bonita de Roma y del mundo entero. Te cautiva tanto de día como de noche, siempre está llena de vida a su alrededor, sobre todo esa magia que hay al lanzar una moneda al agua y pedir un deseo. Esta es una visita obligada para los turistas.

Es una de las fuentes más grandes de Roma, tiene 20 metros de ancho y 26 de alto. Su nombre deriba de Tre Vie (tres vías), de ahí Fontana de Trevi, ya que la fuente constituía el punto de encuentro de las tres calles.

La fuente original era el final del acueducto Acqua Virgo, que data de la época del emperador Augusto, en el año 19 a.c., cuando el general Agripa constituyó un acueducto que llevaría agua a la ciudad y abastecería también los Baños de Agripa. El acueducto fue usado durante más de 400 años.

En 1453 el papa Nicolás V envío a reparar el acueducto Aqua Virgo y la fuente que construyó al final fue una simple pila, diseñada por el arquitecto León Battista Alberti. Luego en 1629 el papa Urbano VIII, encontraba la fuente poco original y le encargó a Gian Lorenzo Bernini que esbozara un nuevo diseño, pero el proyecto se abandonó cuando murió el papa. Fue en 1730 que el papa Clemente XII retomó el proyecto, se hizó un concurso para encontrar quién construyera la fuente y a pesar de que no lo ganó, se le encomendó a Nicola Salvi, quien comenzó la construcción en 1732. Salvi murió en 1751 y la obra fue finalizada por Giuseppe Pannini en 1762.

El mito de lanzar monedas a la Fontana de Trevi nace de la película “Tres monedas en la fuente”, en 1954 y se trata de lo siguiente:

  • Si lanzas 1 moneda, volverás a Roma
  • Si lanzas 2 monedas, encontraras el amor en Italia
  • Si lanzas 3 monedas, te casaras con la persona que conociste

Para que funcione tiene que ser lanzada con la mano derecha sobre el hombro izquierdo.

Como curiosidad, cada año se junta casi un millón de euros de la fuente, los cuales se utilizan con fines benéficos.

Ubicación:

Piazza de Trevi, 00187, Roma

Cómo llegar:

Metro Barberini, línea A (roja)

5.- Plaza Navona

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

La Plaza Navona es una de las plazas más famosas de Roma, dotada de un estilo barroco muy elegante, que reúne esculturas, fuentes y edificios de gran valor artístico. También constituye el centro de la vida social, cultural y turística de Roma.

Esta plaza se levanta en el lugar donde se situaba el estadio de Domiciano (Circo Agonalis) del año 86 d.c., donde los romanos acudían a ver los agones (juegos). La actual Plaza Navona conserva la forma alargada del estadio original, tiene 276 metros de largo y 106 metros de ancho, podía albergar hasta 30.000 espectadores. Los edificios que se encuentran actualmente están situados donde estaban las gradas del estadio.

Fue definida como plaza en los últimos años del siglo XV, cuando el mercado se trasladó desde el Capitolio hasta este lugar, esto fue durante el papado de Sixto IV, conocido como el gran urbanizador de Roma.

Hasta el siglo XIX, se organizaban varios espectáculos y celebraciones, incluso en el mes de agosto se inundaba completamente la plaza con el agua de las fuentes, para convertirse en “El lago de la Plaza Navona” y refrescarse del calor.

El mayor atractivo de esta plaza sin lugar a duda, son las tres fuentes de estilo barroco que se encuentran ahí: La Fuente de Neptuno, La Fuente del Moro (ambas obras de Giacomo Della Porta), ubicadas cada una en los extremos de la plaza y La Fuente de los Cuatro Ríos (obra de Bernini), ubicada al centro de la plaza.

Fontana de los Cuatro Ríos (Fontana dei Quattro Fiumi)

Fue encargada a Bernini por el papa Inocencio X, en el 1651. Sus cuatro estatuas representan a los cuatro ríos más importantes de la época: el Nilo, el Danubio, el Ganges y el Río de la Plata.

Curiosamente los personajes de la fuente se tapan los ojos, como no queriendo mirar justo al frente donde estaba el palacio construido por Borromini, y esto porque Bernini y Borromini eran artistas rivales, en respuesta a eso Borromini pusó en la cima del palacio una escultura de una diosa mirando ccon desdén y desprecio hacia otro lado menos a la fuente de Bernini.

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Fuente del Moro

Creada por Giacomo Della Porta y perfeccionada por Bernini. Esta fuente está situada en la parte sur de la plaza.

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Fuente de Neptuno

También fue creada por Giacomo Della Porta, pero permaneció abandonada hasta 1873, donde fue finalizada por Zappala y Della Bitta.

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Ubicación:

Piazza Navona

Cómo llegar:

Metro más cercano Barberini, línea A (roja)

6.- Capilla Sixtina

Obras maestras de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina

La Capilla Sixtina es uno de los mayores tesoros de la humanidad, hermosamente decorada con las obras maestras de Miguel Ángel (ver más aquí) y mundialmente reconocida por ser la sede del conclave donde se elige y corona a los papas.

Originalmente servía como una capilla de la fortaleza vaticana, la Capilla Sixtina que conocemos actualmente nació de una remodelación de la Capilla Magna, entre 1473 y 1481 se restauró por orden del papa Sixto IV, de ahí toma su nombre.

Lo que más llama la atención en la Capilla Sixtina son los frescos que recubren por completo las paredes y el techo, los cuales tratan sobre la vida de Moisés. La decoración con los frescos fue realizada por destacados artistas de la época, como Botticelli, Perugino, Signorelli, Ghirlandaio y Rosselli. En sus orígenes la bóveda fue pintada, entre 1481 y 1482 por Pier Matteo d’Amelia, con un cielo estrellado. Más tarde el papa Julio II, entre 1508 y 1512 le encargó a Miguel Ángel la decoración del techo completo de la bóveda. Pintó las nueve historias del génesis que acupan la parte central, deslumbrando con la Creación de Adán. En 1533, Clemente VII le encargó a Miguel Ángel pintar el fresco en el muro principal tras el altar mayor. El Juicio Universal, que representa el apocalipsis de San Juan. Este fresco se realizó entre 1536 y 1541, mide 13,7 por 12,2 metros.

Ubicación:

Dentro de los Museos Vaticanos.

Cómo llegar:

Metro Cipro-Musei Vaticano, Línea A (roja).

Horarios:

Entradas de las 9.00 a las 16:00 hrs. Cierra a las 18.00hrs. Las salas deben desocuparse media hora antes.

Días que cierra (ver aquí …colecciones de los museos vaticanos).

Precios:

Billete normal 16€.

Billete reducido 8€ (Jóvenes de edad incluida entre los 6 y 18 años. Estudiantes hasta 26 años de edad en posesión del carnet internacional de estudiante actualizado, libreta universitaria o de otro documento que compruebe la matricula en institutos de instrucción).

Ver algunas consideraciones que debes conocer antes de ingresar a los Museos Vaticanos y Capilla Sixtina

7.- Foro Romano

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

(Fotografía superior de National Geographic)

El antiguo Foro Romano y el Monte Palatino están ubicados en pleno centro histórico de la ciudad, este era el centro de la vida comercial, religiosa, social y política del Imperio Romano y de la época Republicana.

¿Qué ver en el Foro Romano?:

  • La Vía Sacra, es la calle principal del Foro Romano.
  • Arco de Tito, data del año 81 d.c. y recuerda la victoria de ese emperador sobre Jerusalén en el año 70 d.c.
  • Arco de Septimo Severo, erigido en el año 203 d.c. y conmemora la victoria de ese emperador sobre los espartanos.
  • Foro de Trajano, del año 112 d.c., fue el más importante de los foros imperiales, tenía una basílica, una biblioteca y un mercado, conocido como el mercado de Trajano.
  • Arco de Constantino, del 315 d.c., celebra la victoria del emperador sobre Majencio.
  • La Curia, en este edificio se reunía el Senado para administrar y gobernar Roma.
  • Templo de Rómulo, del siglo V, erigido en honor al emperador Valerio Rómulo.
  • Templo de Julio César, del siglo I a.c., lugar donde Julio César fue incinerado.
  • Columna de Focas, erigida en el 608 d.c. en honor al emperador de Bizancio, este monumento fue el último construido en el antiguo Foro Romano.

Ubicación:

Entre el Coliseo y la Plaza del Campidoglio

Cómo llegar:

Metro Colosseo, línea B (azul)

Horarios:

Todos los días desde las 08:30 hasta una hora antes de la puesta de sol.

Cerrado el 25 de diciembre y el 01 de enero.

Precios:

Entrada combinada para el Coliseo, el Foro y el Palatino:

Adultos 12€. Menores de 17 y mayores de 65 años pertenecientes a la Unión Europea no pagan.

8.- Panteón de Agripa

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

El Panteón de Agripa constituye una obra maestra de la arquitectura romana y es una de las obras mejor conservadas de la antigua Roma.

Fue construido en el 27 a.c., pero en el año 80 d.c. fue destruido por un gran incendio. Adriano en el 126 d.c. lo reconstruyó.

Constituye una obra increíble de ingeniería, para la época en que se construyó, realmente es admirable esta obra, incluso Miguel Ángel cuando lo visitó por primera vez dijo “es un diseño angélico y no humano”.

Llama enormemente la atención el óculo de 8,92 metros de diámetro en el centro de la cúpula que permite que la luz natural ilumine todo el edificio. El edificio circular mide exactamente lo mismo de diámetro que de altura, 43,30 metros. Por donde se mire el diseño y sus dimensiones responden a una obra maestra, con un cuidadoso cálculo matemático, relacionado además con las proporciones cósmicas y las creencias religiosas de aquella época. La forma circular y la cúpula representan el globo celeste: la cúpula representa la bóveda celeste y los cinco niveles siguientes representan las cinco esferas celestes de los romanos.

La fachada rectangular, está compuesta por 16 columnas de 14 metros de altura, sobre las cuales se puede ver la inscripción “M.AGRIPPA.L.F.COS.TERTIVM.FECIT” que significa “Marco Agrippa, hijo de Lucio, cónsul por tercera vez, lo hizo”

Al interior está decorado con estatuas de los siete dioses principales del panteón romano y se encuentran numerosas tumbas de reyes de Italia y una gran cantidad de obras de arte. Uno de los personajes más conocidos enterrados aquí es el pintor y arquitecto Rafael Sanzio.

Nos comentaron que en Roma casi nunca nieva, pero cuando lo hace todos los romanos van al panteón,  ya que es un verdadero espectáculo presenciarlo, porque se produce una especie de fenómeno atmosférico donde la nieve que ingresa por el óculo se queda suspendida por lago tiempo hasta llegar al suelo.

Ubicación:

Piazza della Rotonda, entre la Fontana de Trevi y la Plaza Navona.

Cómo llegar:

Metro Barberini, línea A (roja)

Horario:

De lunes a sábados desde las 08:30 hasta las 19:30 hrs.

Domingos desde las 09:00 hasta las 18:00 hrs.

Precios:

Entrada gratuita

9.- Plaza España

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Es una de las plazas más conocidas de Roma, su nombre proviene del Palacio España, sede de la embajada española ante la Santa Sede y ante la Orden de Malta, desde el siglo XVII.

Destaca la escalinata de 135 peldaños, fue inaugurada por el papa Benedictino XIII en el 1725.

Esta plaza es muy famosa, todos los años se hace un desfile de moda con las marcas más top de Europa y con los mejores diseñadores del mundo. También se destaca por estar ubicada en uno de los mejores sectores de Roma, muy cerca está la Via dei Condotti que es una de las calles con las mejores y exclusivas marcas, también está cercana la Via Frattina y la Via del Babuino donde hay varios palacios del siglo XVII y XVIII.

Ubicación:

Piazza di Spagna

Cómo llegar:

Metro Spagna, línea A (roja)

10.- Plaza del Campidoglio

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Qué Ver en Roma: Los Top 10 imperdibles

Esta plaza es considerada la primera plaza moderna de Roma. Tras la visita a Roma del emperador Carlos I, en 1536, el papa Pablo III quedó muy avergonzado con el aspecto de la Colina Capitolina y decidió encargar a Miguel Ángel un nuevo diseño. El artista la diseño con muchos detalles, convirtiéndose en una verdadera obra maestra de la arquitectura. De partida invirtió la atención que en un principio estaba puesta en el edificio del Foro Romano hacia la Basílica de San Pedro, como una fuerte señal que enfatizaba el centro político de la cuidad y del poder en dirección hacia el Vaticano.

Los trabajos fueron tan lentos que Miguel Ángel, solo alcanzó a ver terminada la doble escalinata que llevaba al  Palazzo Senatorio. Recién en el siglo XVII se terminó la plaza, de todas formas el artista había dejado los planos y diseños para que continuaran con la obra tal como él la había pensado. En 1940 se terminó la pavimentación de la plaza, según sus diseños, la forma en que resolvió el diseño geométrico de las líneas resulta alucinante al observarlo.

También fueron obras de Miguel Ángel la remodelación de la fachada del Palacio Senatorial y el diseño de la base de mármol para la estatua ecuestre en bronce de Marco Aurelio que estaba emplazada en el centro de la plaza. La estatua actual, es una fiel replica, la original del siglo II, se encuentra en los museos Capitolinos.

Actualmente el Palazzo Senatorio es el ayuntamiento de Roma y también se encuentran los Museos Capitolinos, que funcionan desde 1735, siendo uno de los museos más antiguos de Europa.

A la izquierda de la plaza está la famosa estatua de Rómulo y Remo, es una réplica de la original que está en los museos Capitolinos. Según la leyenda estos gemelos fueron arrojados al Tíber en una canasta encallando en la zona de las siete colinas, y una loba llamada Luperca los cuidó y amamantó. Rómulo mató a Remo, quedando como el único y primer rey de Roma en el año 754 a.c.

Ubicación:

Piazza del Campidoglio

Cómo llegar:

En tranvía a la parada Venezia (8)

En autobús (30, 44, 44F, 81, 83, 85, 87, 130F, 160, 160F, 170, 175, 628, 781, C3)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *